Volver

La obra que Gaudí no terminó, La Cripta de la Colonia Güell en Barcelona.

 

Desde que llegué a vivir a Barcelona, me empecé a interesar por la obra de Antoni Gaudí, un hombre con una gran capacidad creativa y uno de los más grandes representantes del modernismo que creó un estilo personal inspirado en la naturaleza. Luego de visitar algunas de sus obras conocidas como La Sagrada Familia, El Park Güell, La Pedrera y la Casa Batlló, empecé a descubrir que por varios lugares de Cataluña y España hay algunas obras de Gaudí que no son muy conocidas y por este motivo poco visitadas, una de ellas es  La Cripta de la Colonia Güell, que se encuentra a unos 12 kilómetros del centro de Barcelona.

 

Eusebi Güell era un empresario que en el año 1891 creó una colonia obrera de 160 hectáreas, que disponía de hospital, escuelas, comercios, cooperativa, comedores, las fábricas textiles y las casa de los obreros. El empresario le encargó a Gaudí hacer los planos de este proyecto y la construcción de la iglesia de la colonia, la cual se empezó el 4 de octubre de 1908 y se detuvo en 1914 tras la muerte de Eusebi Güell.  De esta iglesia sólo quedo la Cripta.


Gaudí ideó la construcción de la iglesia en medio de la naturaleza, reflejando el concepto que él tenía de la arquitectura como estructura orgánica; para Gaudí, la naturaleza muestra las formas más idóneas para la construcción. La cripta de la Colonia Güell le sirvió a Gaudí para poder experimentar y hacer pruebas que luego aplicaría en la construcción de lo que seria su obra maestra, la Sagrada Familia.

 

 

GAUDI01

GAUDI02

GAUDI03

GAUDI06

GAUDI16

 

 

Gaudí ingenió un nuevo y curioso método de calcular la estructura del edificio, en un cobertizo junto a las obras construyó una maqueta a gran escala de cuatro metros de altura, donde instaló un montaje confeccionado con unos cordeles de los que pendían saquitos rellenos de perdigones. En un tablero de madera fijado en el techo dibujó la planta de la iglesia, y de los puntos sustentantes del edificio colgó los cordeles con los sacos de perdigones, que así suspendidos daban la curva catenaria resultante, tanto en arcos como en bóvedas. De aquí sacaba una fotografía, que una vez invertida daba la estructura de columnas y arcos que Gaudí estaba buscando. Sobre estas fotografías Gaudí pintaba.

 

 

GAUDI23

GAUDI21

GAUDI05

GAUDI04

GAUDI12

GAUDI07

GAUDI09

GAUDI17

 

Una de las características de la obra de Gaudí era que el mismo se encargaba del diseño de las piezas de decoración de los lugares que creaba, para esto manejaba bien el uso de la ceramica, el vidrio, el hierro forjado, el moldeado en yeso, la escultura y la carpintería. También fue muy artesanal en la decoración, sus diseños de cerámica con piezas de desecho son característicos en los exteriores de la cripta. También creaba sus propias vidrieras.

 

 

GAUDI10

GAUDI08

GAUDI18

GAUDI19

 

Gaudí diseñó también el mobiliario del interior, unos bancos con reclinatorio colocados de forma circular en torno al altar mayor. Destacan asimismo las pilas de agua bendita, confeccionadas con grandes conchas marinas procedentes de Filipinas, que llegaban a manos de Gaudí de parte del conde Güell, tambien dueño de la Compañía Trasatlántica, que hacía la ruta con la ex-colonia española.

 

La cripta fue asaltada e incendiada el 19 de julio de 1936, durante el transcurso de la guerra civil española, perdiéndose valiosas piezas como las campanas, el órgano termino siendo usado como combustible para una estufa de leña, tambien se extraviaron planos y documentos dejados por Gaudí, así como la maqueta polifunicular original. Al final la obra de Gaudí termino siendo destinada a almacén, pero en 1939 la cripta fue restaurada y se convirtio en parroquia.

 

 

GAUDI14

GAUDI22

GAUDI15

 

 

El año 2002 la cripta fue restaurada de nuevo por la Diputación de Barcelona y los ministerios de Cultura y Fomento y en el año 2005 la cripta de la Colonia Güell fue declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco.

 

Gaudí murió el 10 de junio de 1926, tres días antes había sido atropellado por un tranvía, quedo tumbado y sin sentido, como iba indocumentado y con un aspecto descuidado, ropas viejas y gastadas la gente pensó que era un mendigo y no fue auxiliado inmediatamente. Luego de un buen rato un policía lo llevó a un hospital y al día siguiente recién se dieron cuenta de quien era, pero ya era un poco tarde para salvar su vida. Murió a los 73 años.

 

Este reportaje lo hice a inicios del 2011 durante los dos años que vivi en la ciudad Condal. Si van a Barcelona, no dejen de visitar la Cripta, que aunque no haya sito terminada vale la pena verla, caminar por sus jardines o sentarse en las bancas diseñadas por Gaudí. Desde la estación de Sants un tren los llevara en aproximadamente 20 minutos y luego del recorrido por este lugar, vale la pena quedarse a pasear por las calles de la Colonia, apreciar el diseño de sus casas y sentarse en su plaza mayor a tomarse un vermut con su aperitivo y comer una rica butifarra con judías o un bacalo con Sanfaina.

 

 

GAUDI20

GAUDI11

GAUDI13

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Volver